Síguenos en: Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

jueves, 2 de marzo de 2017

Colegios privados anuncian nuevo aumento de la matrícula en marzo


Las mensualidades variarán de 50.000 hasta más de 100.000 bolívares, dependiendo del tipo de servicios que ofrezca cada colegio

BETANIA FRANQUIS / EL NACIONAL

El aumento de entre 30% y 50% de la matrícula en los colegios privados será aplicable a partir del 1° de marzo, informó Alejandro Conejero, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep). CLIC AQUI para seguir leyendo...


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…


Ibsen Martínez / @ibsenmartinez

Dos hermanos partieron del condado de Cork, Irlanda, con rumbo a Angostura, sobre la margen derecha del río Orinoco, en algún momento de 1817. Se habían enrolado en un contingente mercenario contratado en Londres, con ofrecimientos engañosos, por los independentistas venezolanos que combatían a las unidades escogidas del Ejército español, bajo el mando del general Pablo Morillo. Se llamaban Brendan y Jonás McGee. De acuerdo al asiento que hizo en su bitácora el sujeto que los reclutó en Dublín, Brendan era aprendiz de talabartero. De la profesión de Jonás, nada sabemos. Lo que sí es casi seguro es que ninguno de los dos había empuñado jamás un arma de fuego. CLIC AQUI para seguir leyendo...


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


LA DRON. Por Laureano Márquez


Laureano Márquez Blog / Editorial Tal Cual

No sé realmente cómo se dice: ¿será “el dron” o “la dron”? Seguramente en Venezuela nos resultará más familiar esta última acepción, puesto que el origen del término nos viene del inglés “drone”, que es “la abeja macho” (“el abejo”, que dirían algunos). Pero si es abeja macho, definitivamente tiene que ser con el artículo “la”, como “la la land”. Aceptemos pues que “la dron” es la mejor manera de nombrarlo, si no, simplemente “dron” y nos ahorramos problemas de género que tantos inconvenientes traen. Se trata de un vehículo aéreo no tripulado. Parece ser que hay varias modalidades: en algunos casos se trata de drones manejados a control remoto y en otros casos vuelan de forma autónoma con planes de vuelo que se reprograman automáticamente. Es decir, que “una” dron puede autoprogramarse para volar a donde a él le dé la gana y como si esto ya no revistiese bastante peligro, “las” drones podrían cargarse con energía solar sin que tengan necesidad de bajar a la tierra para que uno le cambie las “triple A” o las recargue. CLIC AQUI para seguir leyendo...


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI